HORARIO VERANO: Del 12 de Julio al 10 de septiembre De 08:00 a 15:00h

Actualidad Labtecnic

Imagen noticia labtecnic

Actualidad Normativa piscinas

Conoce la normativa de calidad del agua para las piscinas de este verano 2021

 

Ante la inminente apertura de las piscinas, debes saber que cada comunidad autónoma define una normativa específica tanto en materia de seguridad, higiene, y calidad del agua, además de las normas de prevención del Covid-19.


Tanto si tienes una piscina particular o una piscina de uso colectivo en tu comunidad de vecinos, debes conocer las diferentes normativas que te afectan y cómo deberías actuar para cumplirla.

En este post vamos a centrarnos en la normativa que afecta a las características y la calidad del agua de las piscinas.

 

Características del vaso de la piscina
Obviamente, el primer requisito al respecto, es que la calidad del agua debe ser la adecuada para permitir su uso, por eso es preceptivo la realización de análisis de aguas. Cuando el agua del vaso de la piscina no proceda de la red de distribución pública, el titular de la piscina es el responsable de comunicarlo al centro de salud pública correspondiente antes de su apertura al público para cada campaña en curso, acompañado de una analítica del control inicial del agua realizada durante la quincena anterior a su apertura, recogiendo los parámetros indicadores de su calidad que determina la norma, así como el compromiso de llevar a cabo el control de la desinfección del agua del vaso. En LABTECNIC somos expertos en Análisis de aguas de piscinas para el cumplimiento de las normativas vigentes.


Por su parte, el agua de las instalaciones generales, la recirculante de los pediluvios y la de las duchas no podrá pertenecer al circuito de regeneración propio del vaso de la piscina.

 

Llenado del vaso de la piscina

Respecto al llenado del vaso, la entrada del agua a los vasos se realizará de forma que se impida el retorno del agua del vaso a la red de abastecimiento público o a su correspondiente sistema de captación. Para asegurar una correcta recirculación del agua los sistemas de entrada y salida del agua en los vasos deberán estar dispuestos de forma que se consiga una homogeneización completa y un régimen de circulación uniforme del agua contenida en aquellos, con el fin de evitar la creación de zonas de agua estancada.


El aporte de agua nueva a los vasos debe garantizar el mantenimiento de la calidad del agua, y mantener el nivel de agua necesario para el correcto funcionamiento del sistema de recirculación.

 

Tratamiento del agua del vaso de la piscina
Los vasos de la piscinas contarán con sus propios dispositivos de alimentación y evacuación, así como de dosificación de desinfectante de acción residual. Los vasos infantiles o de chapoteo serán en todo caso independientes de los de recreo u otros fines, disponiendo cada uno de su propio sistema de filtración y desinfección.

 

Es necesario disponer de sistemas de registro del volumen de agua, instalando como mínimo dos caudalímetros o contadores de agua, uno a la entrada del agua de alimentación del vaso y otro después de la depuración antes de la desinfección, así se conocerá en todo momento el volumen de agua renovada y depurada de cada vaso.

 

Además, todo el volumen del agua del vaso de la piscina se recirculará pasando por la instalación de tratamiento. El tiempo de recirculación del volumen total de agua y la velocidad de filtración, deberán responder a las especificaciones y necesidades de cada piscina, y serán los necesarios para garantizar un eficaz proceso y cumplir con los parámetros de calidad del agua establecidos.

 

La recirculación del agua del vaso será constante durante el tiempo de apertura de la instalación. El aporte de agua nueva al circuito, será suficiente para garantizar la calidad exigida del agua.

 

En caso de que el tratamiento de desinfección sea realizado mediante un proceso de electrólisis salina, la concentración de sal utilizada en el proceso no superará los 6 g/l en el agua.

 

Cuando el estado higiénico sanitario o de limpieza de las instalaciones lo aconseje o la autoridad sanitaria lo considere necesario, se procederá al vaciado total de los vasos de la piscina, efectuándose la limpieza y desinfección de todos sus componentes, incluidos los depósitos de compensación.

 

Higiene del agua de las piscinas cubiertas
Cuando se trate de piscinas cubiertas, en el entorno del vaso climatizado e instalados de forma visible, ha de haber un higrómetro y un termómetro. La temperatura del agua de los vasos se medirá con un termómetro o con una sonda termométrica, a más de 50 centímetros de profundidad. En el caso de que la piscina albergue vasos de diferentes temperaturas, la temperatura de referencia será la del vaso de lámina de agua de mayor superficie, que también será utilizada para el cálculo de la temperatura ambiental.

 

En el caso de vasos con agua climatizada con agitación constante y recirculación, el aumento de temperatura en el vaso por encima de 36º C, implica un riesgo adicional que ha de ser recogido en el correspondiente protocolo de autocontrol, desarrollando medidas de prevención en las instalaciones acordes al mismo, y según la normativa higiénico sanitaria establecida para la prevención y control de la legionelosis.

 

Además, los recintos de las piscinas cubiertas, deberán contar con las instalaciones y equipos necesarios para asegurar la renovación constante del aire. Los elementos componentes del sistema de ventilación estarán construidos de forma que se posibilite el acceso para su limpieza y desinfección, minimizando la posibilidad de crecimiento y difusión de microorganismos. Las bandejas de recogida del agua condensada, estarán provistas de desagüe.

 

Uso adecuado de los productos químicos en las piscinas
Hay que tener en cuenta que los tratamientos químicos no se realizarán directamente en el vaso. En las piscinas nuevas o con modificación constructiva del vaso se dispondrá de un sistema de dosificación automático de los productos de tratamiento, que permita la medida en continuo del nivel de desinfectante y pH, como mínimo, en un punto representativo del sistema. Estos dispositivos han de ser calibrados periódicamente, de acuerdo a las especificaciones técnicas de los mismos, registrando las fechas y datos de la calibración en el protocolo de autocontrol.

 

Para los productos sólidos, que requieran una disolución in situ antes de transformarse en reactivos líquidos, deberán instalarse tanques de disolución, con una capacidad mínima de agua que asegure la correcta disolución del producto.

 

El agua del vaso deberá contener desinfectante residual y tener poder desinfectante, sin llegar a ser nunca irritante para los ojos, piel y mucosas de los bañistas. Los controles a efectuar en el agua del vaso, así como en el aire de piscinas cubiertas o mixtas, se realizarán mediante la determinación de una serie de parámetros con la frecuencia mínima de muestreo indicada.

 

Recuerda que la piscina debe contar con la licencia municipal para su uso, y que debe haber personal de mantenimiento propio o de terceros debidamente formado. La Conselleria de Sanitat es competente para realizar la vigilancia de las condiciones higiénico sanitarias y de la calidad del agua de las piscinas.

 

Y si quieres estar seguro de que el agua de tu piscina cumple las estrictas normativas vigentes en materia de calidad de agua, en LABTECNIC somos expertos en el análisis de aguas de piscinas.



Normativa de piscinas en Comunidad Valenciana

*Decreto 85/2018, de 22 de junio, del Consell, por el que se establecen los criterios higiénico-sanitarios aplicables a las piscinas de uso público (DOCV de 4 de julio de 2018).

Acreditaciones oficiales

Contamos con las más destacadas acreditaciones y homologaciones de organismos oficiales para asesorar y gestionar nuestros estudios.

Este sitio web utiliza Cookies para mejorar y optimizar la experiencia del usuario. OK | Leer más