De 08:00 a 15:00h

Actualidad Labtecnic

Imagen noticia labtecnic - El censo canino es la solución que muchos ayuntamientos pondrán en marcha para combatir la proliferación de excrementos en la vía pública

Actualidad labtecnic

El CENSO CANINO es la solución que muchos ayuntamientos pondrán en marcha para combatir la proliferación de excrementos en la vía pública

 

Desde el punto de vista de la limpieza, los excrementos de perros en las calles no solo molestan a los ciudadanos por ser un acto absolutamente incívico, sino que también constituyen un gran dolor de cabeza para los responsables municipales que destinan grandes sumas de dinero para mantenerlas limpias.

 

La actitud de algunos dueños de mascotas se hace cada día visible y se ha demostrado que una de las medidas más eficaces para evitar la proliferación de excrementos son las multas. Pero para ello, los servicios municipales deben pillar ‘in fraganti’ a quien comete la infracción. Resulta casi imposible localizar a los dueños de los perros para cobrarles la multa. Por eso, algunos ayuntamientos de la comarca están dispuestos a realizar  un censo genético canino obligatorio que permita identificar al propietario a través de una muestra de sangre o saliva de la mascota. Gandia es uno de ellos y ya lleva tiempo estudiando cómo y cuándo aplicar las nuevas tecnologías para localizar y multar a aquellos a quienes no respetan el espacio público.

 

Imagen noticia labtecnic - La importancia de las pruebas genéticas en animales para la detección de la huella genética y enfermedades

 

Ricardo Muñoz, Director Técnico de Labtecnic, laboratorio especializado en microbiología ambiental y biología molecular ubicado en Gandia, reconoce que el análisis del ADN canino se ha mostrado muy eficaz a la hora de identificar a los infractores. “Este sistema empezó a implantarse hace muy poco tiempo, hablamos de pocos años y va en auge. Hay zonas en diversas poblaciones donde nos encontramos con heces en las calles de manera asidua y  tenemos una herramienta que nos puede ayudar a corregir esta situación”.

 

Al poder identificar las heces de ese perro, mediante un análisis de su ADN, podemos llegar a conocer la identidad de su dueño, y es ahí donde entra la labor que nosotros desempeñamos.

 

En qué consiste?

El perfil genético de cada animal o persona es único y tenemos unas herramientas que nos pueden ayudar a reconocerlo. El procedimiento es muy sencillo. En una primera fase, el Ayuntamiento hace un censo de todos los perros. Los dueños del animal deben acudir a una clínica veterinaria con la que se tenga un acuerdo, donde se le toma una muestra de la parte interior de la mejilla con un hisopo. Esa muestra se analiza posteriormente en el laboratorio donde se obtiene el perfil o huella genética del animal y queda registrado en el censo municipal junto con los datos del propietario. De manera opcional, a los animales se los podrá identificar con una chapita en el collar con un código QR.

 

Desde hace años todas las mascotas están obligados a tener un chip, pero el problema es que lo pueden extraer y en este caso, la mejor manera es hacerle un análisis de ADN, ya que es el método más fiable de identificar a un animal que puede estar perdido o atropellado. 

 

¿Cómo se llevaría a cabo ese control de los infractores?

Esta es la segunda fase. Personal preparado por nosotros recogerá muestras de excrementos por distintas zonas de la ciudad y las analizaremos. Luego cotejamos con la base de datos que teníamos hecha previamente y localizamos automáticamente al animal y su dueño. No hay posibilidad de dudas, pero cada persona encargada de recoger muestras deberá ir con una autoridad competente para dar fe de que se ha recogido esa muestra en esa zona. Además, se hará una foto y el programa que nosotros gestionamos geolocaliza esa hez con lo cual, en el mapa de Gandia podremos saber dónde hay una mayor problemática. Con ello también podemos detectar a los reincidentes.

 

Es un sistema que está muy trabajado. En Gandia calculamos que hay entre 10.000 y 11.000 animales censados. Labtecnic ya ha comenzado a trabajar con algunos ayuntamientos de la Safor que están también luchando contra esta problemática.

 

ADN DE CABALLOS

El ADN de las heces no es lo único que se trabaja en ese laboratorio. También trabajan con caballos. Aquí se convierte el análisis ADN del caballo en una herramienta indispensable para saber si el animal es de una raza determinada, si sus padres son los que el vendedor dice o si tiene predisposición a alguna enfermedad genética.

 

“Un caballo puede costar mucho dinero, entre 200 ó 500 mil euros o incluso hasta más de un millón y si bien están identificados con un chip, en caso de hurto, este se puede extraer y perdemos toda la información del animal. Por eso, es importante que cada uno tenga su ADN, que se extrae de la crin o melena cogiendo entre 15 y 20 pelos. Del folículo del pelo se extrae el ADN y se analiza para obtener su perfil genético". Y ya está monitorizado.

 

Fuente: Gente de la Safor

 

Acreditaciones oficiales

Contamos con las más destacadas acreditaciones y homologaciones de organismos oficiales para asesorar y gestionar nuestros estudios.